MINDFULNESS Y EDUCACIÓN EMOCIONAL

EN GLASGOW COLLEGE

Entendemos que nuestras capacidades cognitivas, académicas y de performance se ven claramente beneficiadas si podemos concentrarnos, regular nuestras emociones, y aprender a relajarnos para conectarnos mejor con lo que nos rodea. Por ello, en Glasgow College trabajamos en la implementación de MINDFULNESS y EDUCACIÓN EMOCIONAL en toda la comunidad educativa (alumnos, docentes y padres).

Pero... ¿Qué es el

mindfulness

y por qué se habla de ello

en educación?

¨ Mindfulness es una técnica que sirve para entrenar y mejorar el ‘músculo’ de la atención, del mismo modo que se hace deporte o se entrena un determinado músculo del cuerpo en el gimnasio para fortalecerlo. Para conseguir dicha atención plena, hay que ser capaces de sincronizar lo que sucede a nuestro alrededor con lo que pasa dentro de uno mismo. Este acercamiento específico, el hecho de prestar atención de forma consciente a la realidad, mejora el foco mental y el funcionamiento y rendimiento académico…¨  El médico norteamericano Jon Kabat-Zinn introdujo esta práctica en el modelo de salud occidental, definiendo el mindfulness de la siguiente manera: “Prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”. Las dos grandes técnicas en las que se apoya son: la respiración y la relajación. La práctica de mindfulness, o atención plena, enseña a despejar la mente para facilitar el trabajo realizado, siendo capaces de crear un espacio interior por lo que, cuanto más se practique esta la atención plena, más grande será. Esta técnica, asimismo, ayuda a apreciar lo que la vida ofrece en cada momento y a no juzgar, criticar o evaluar. Sirve también para conseguir cambios permanentes en el funcionamiento cerebral (Neuroplastia), logrando mejorar el nivel de atención. También conlleva beneficios para la salud e importantes mejoras psicológicas: gestión del estrés, control de la ansiedad y un mayor equilibrio emocional, entre otras.

¨Mindfulness es una técnica que sirve para entrenar y mejorar el ‘músculo’ de la atención, del mismo modo que se hace deporte o se entrena un determinado músculo del cuerpo en el gimnasio para fortalecerlo. Para conseguir dicha atención plena, hay que ser capaces de sincronizar lo que sucede a nuestro alrededor con lo que pasa dentro de uno mismo. Este acercamiento específico, el hecho de prestar atención de forma consciente a la realidad, mejora el foco mental y el funcionamiento y rendimiento académico…¨.  El médico norteamericano Jon Kabat-Zinn introdujo esta práctica en el modelo de salud occidental, definiendo el mindfulness de la siguiente manera: “Prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”. Las dos grandes técnicas en las que se apoya son: la respiración y la relajación.

La manera en que este programa se esta implementando en nuestra institución, es a través de encuentros con docentes, directivos y alumnos para compartirles juegos, actividades, videos, materiales y reflexiones que nos ayuden a integrar el binomio mente-corazón. Intentamos reconectarnos con nuestro potencial desde el equilibrio emocional, entendiendo a nuestros alumnos como seres integrales, que están formándose para el mundo del mañana… donde las habilidades sociales, emocionales, de trabajo en equipo, empatía y solidaridad serán absolutamente fundamentales, como ya lo son hoy en día.